Chihuahua

Región Chihuahua regresa a semáforo naranja

Región Chihuahua regresa a semáforo naranja

Eduardo Fernández Herrera, secretario de Salud, informó que ante el aumento de contagios de COVID-19 en las últimas dos semanas, Región Chihuahua cambia a color naranja y Juárez se mantiene en amarillo.

Suspensión de bares y centros nocturnos en Región Chihuahua

Entre las principales restricciones está la suspensión de bares, centros nocturnos, área de bar de restaurantes y restaurantes cuya actividad principal sea la venta de cerveza, vinos o licores, las fiestas en salones de eventos, granjas y familiares.

También la venta de bebidas alcohólicas en envase cerrado tendrá restricciones en horarios de lunes a jueves (9:00 a 18:00 horas) y prohibida de viernes a domingo.

El secretario adelantó que se analizarán las modificaciones a los eventos masivos de tipo electoral por las campañas. El resto de las actividades como visitas domiciliarias y otras, permanecerán con las medidas sanitarias ya establecidas.

En su mensaje difundido a través de las redes sociales del Gobierno del Estado, el titular de Salud en el estado, señalo que

Desafortunadamente, en esta ocasión el escenario es poco alentador; por desgracia, esto es un resultado previsto en las advertencias que hemos hecho oportunamente de cómo el comportamiento de las personas impacta positiva o negativamente al nivel de riesgo de contagio, de saturación de hospitales o de muertes relacionadas con el COVID-19.

Llama a cumplir con medidas sanitarias

Enfatizó que el esfuerzo de solo uno de los sectores de la sociedad, ya sea el Gobierno, el empresariado, el educativo o las familias, no basta, puesto que en una comunidad, todas las personas son responsables de lo que se puede lograr y también de que se puede padecer.

Criticó que aun haya personas que no creen todavía en la existencia del COVID-19, así como a quienes saturaron las playas, se divierten en fiestas o abarrotan los bares, los restaurantes y las cantinas.

“Es un juego contra la vida y la muerte”, estableció, con la diferencia de que contra la muerte natural de cada uno no hay defensa, pero en la muerte por COVID si es evitable, todos podemos evitar contagiarnos y contagiar a otros, “pero parece que no entendemos”.

Nydia Mejía