Chihuahua

COVID-19: Dos dosis de la vacuna Pfizer u Oxford reducen el riesgo de transmisión

COVID-19: Dos dosis de la vacuna Pfizer u Oxford reducen el riesgo de transmisión

Dos dosis de la vacuna Pfizer u Oxford reducen el riesgo de transmitir COVID a más de la mitad, muestra un nuevo estudio.

Dos dosis de la vacuna Pfizer u Oxford reducen el riesgo de transmitir COVID a más de la mitad, muestra un nuevo estudio.

Investigadores en Escocia encontraron que las personas que vivían con trabajadores de la salud que habían recibido una dosis de una vacuna contra el coronavirus tenían un 30% menos de probabilidades de contraerla.

El mismo estudio encontró que los hogares de los trabajadores de la salud que habían recibido ambas dosis tenían un 54% menos de probabilidades de contraer el virus.

Los hallazgos son los primeros en el Reino Unido en proporcionar evidencia directa de que las vacunas COVID-19 no solo previenen enfermedades graves y la muerte, sino también la transmisión.

Los expertos de Public Health Scotland y la Universidad de Glasgow que llevaron a cabo la investigación señalaron que ambos son estimaciones bajas, ya que los miembros del hogar aún podrían haber contraído el virus de otra parte.

Llevaron a cabo el estudio con 300,000 trabajadores del NHS y sus hogares entre el 8 de diciembre, cuando se administraron las primeras vacunas en Escocia, y el 3 de marzo.

Tras vacunación deben continuar medidas sanitarias

La Dra. Dianne Stockton, líder de Salud Pública de Escocia para el programa de vigilancia de vacunación contra el coronavirus, dijo que los resultados son “alentadores”, pero enfatizó que esto no debería hacer que el público se sienta a salvo.

“A pesar de estas buenas noticias, es importante recordar que las prácticas de prevención y control de infecciones en los entornos de atención médica siguen siendo de suma importancia, al igual que las mitigaciones para prevenir la propagación en nuestra vida diaria”, dijo.

Añadió que el riesgo de transmisión no se redujo a cero después de que se vacunó a los trabajadores de la salud individuales. Por último, concluyó

Proporcionamos la primera evidencia directa de que vacunar a las personas que trabajan en entornos de alta exposición reduce el riesgo para sus contactos cercanos: los miembros de sus hogares.

Mary Espinoza