Chihuahua

Sequía afecta cosecha de comunidades indígenas

La comunidad indígena de Chihuahua está sufriendo por la falta de cosecha de muni (frijol) y sunu (maíz) pues debido a las pocas lluvias que se han registrado en la entidad no han tenido que comer ni que vender.

“En mi comunidad todo se secó en la milpa”, mencionó Arturo Medina, indígena ralámuli de la comunidad de Tehuerichi.

El panorama es incierto para las comunidades, ya que sin duda se verán afectadas por la falta de lluvia durante la polinización del maíz ocasionó que las mazorcas se estropearan y no crecieran.

En condiciones normales la producción es deficitaria pero con la sequía se vuelve más complicado mantener las cosechas y actualmente ya corrieron 60 días en los que el agua no ha aparecido.

La agricultura de autoconsumo en los 14 municipios de la zona serrana establece una superficie promedio de 39 mil 341 hectáreas de las cuales el maíz y frijol constituyen la principal fuente de alimentación de las comunidades indígenas.

“Ha sido un año muy difícil, con una sequía crítica, nos afecta más en las comunidades indígenas donde se encuentra la gente más marginada, que siembra su hectárea de maíz o frijol y no van a tener cosecha, la pérdida es al 100 por ciento”, mencionó Arturo.

Arturo Medina también reconoció que habrá mucha migración, sobre todo a las grandes ciudades como Juárez, Chihuahua y Cuauhtémoc en busca de empleo, debido al conflicto de las cosechas y el hambre.

Por último declaró que en la región de la Sierra Tarahumara se requiere un programa para mitigar el impacto de la sequía, primero la activación de la declaratoria emergente de sequía a través del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

Así como destinar recursos para un programa de empleo temporal con pagos justos como método de prevención cuando se presentan incendios o sequías en sus comunidades.

Luisa Mendoza